Me siguen

sábado, 28 de febrero de 2009

Algunas veces




Algunas veces me siento chiquitita, vulnerable
y necesito estar ente tus brazos,
apoyar mi cabeza en tu pecho
y sentir tu mano fuerte que acaricia mis cabellos...
Algunas veces me siento grande, protectora
y necesito tenerte entre mis brazos,
tu cabeza apoyada en mi pecho
y mi mano suave acariciando tu cabello...
Algunas veces no soy ni chiquita ni grande,
no soy vulnerable ni protectora...
Algunas veces sólo necesito que estés conmigo,
sólo necesito estar contigo...
sólo necesito estar a la altura de tu boca,
a la altura de tus besos...

Reina
Pintura: Bailar contigo
Pintora: Sonia Koch


viernes, 27 de febrero de 2009

Laberintos




Un laberinto es un lugar formado por calles y encrucijadas, intencionalmente complejo, para confundir a quien se aventure a entrar en él.
Se los llama PERDEDEROS.
Podemos recorrer el camino correcto que nos llevará directamente a la salida o uno incorrecto y nos perderemos en vías muertas sin escape.
Dicen que el secreto de todo laberinto es ir siempre hacia la derecha… o hacia la izquierda… bueno, lo importante es ir siempre para el mismo lado, seguir hacia delante sin cambiar de dirección y se hallará indefectiblemente la salida…
Los laberintos están llenos de zonas oscuras, zonas donde nos aguardan sorpresas que, no por desconocidas, deben ser siempre malas…
En la prehistoria los laberintos dibujados en el piso servían quizá como trampas para los espíritus malevolentes o como rutas definidas para danzas rituales.
En varias culturas el laberinto también es asociado a ritos de iniciación que implican la superación de alguna prueba.
Durante la época medieval el laberinto teocéntrico simbolizaba el duro camino hasta Dios con una sola entrada, el nacimiento y un centro claramente definido, Dios. En el Renacimiento pierden el centro: la persona es el centro.
En los últimos años ha habido un resurgimiento del interés por el símbolo del laberinto, lo que ha inspirado una construcción de muchos de ellos en los parques. Los hay diferentes de diferentes formas y caminos, con o sin centro, virtuales, reales, de piedra, de setos, redondos, rectangulares, etc.

“… sigo el odiado camino de monótonas paredes que es mi destino. Rectas galerías que se curvan en círculos secretos al cabo de los años” J.L. Borges

En la actualidad hay quien utiliza los laberintos como instrumentos de meditación. Los giros y vueltas hacen que el visitante pierda conciencia del mundo exterior, alcanzando un estado mental relajado, libre de diálogo interno.

La vida es como un laberinto… Hay quienes tienen vidas sencillas, donde todo sale bien, donde nunca se encuentran obstáculos o vallas, lo que se llama “vidas perfectas”.
No sé si quiera esas “vidas perfectas” me saben a aburridas…
Hay quienes tienen vidas muy complicadas llenas de obstáculos y bifurcaciones donde hay que tomar decisiones siempre…
Por cuál camino seguir ? el seguro, el predecible ? o el arriesgado, ese en donde no sabemos qué pasará, pero lo que sí sabemos es que no hay retorno y allí nos esperan los más horribles monstruos o las más maravillosas aventuras.

Si la vida es un laberinto, el camino no es único y el centro del laberinto, aunque sea solo uno, no es inmóvil.
Porque según el camino que elijamos también cambiará la meta, ya que aunque lo que nos espera al final no es otra cosa que nosotros mismos y eso no puede cambiarse, del camino que tomemos dependerá cómo es la persona que encontremos al final.

“El que sólo busca la salida no entiende el laberinto, y aunque la encuentre, saldrá sin haberlo entendido” J. Bergamín

Reina

miércoles, 25 de febrero de 2009

Sus ojos se cruzaron por un instante




Caminaba por la calle y la vió, sentada allí en una mesa de café, en la calle, con una pequeña libreta, observaba todo y tomaba notas rápidamente, apenas si se detenía a pensar...
Sus ojos se cruzaron por un instante...
Era morena y de mirada profunda...
Caminó hacia ella y casi al llegar a su lado se sentó en la mesa de enfrente, no quiso molestarla...
Sentada en la mesa del café, en la calle, lo vió venir...
Era alto, de piel oscura y ojos negros, sobresalía entre los demás, rápidamente tomó nota de sus rasgos...
Venía hacia ella, parecía que le iba a hablar...
Se detuvo, se sentó en la mesa de enfrente, tomó una servilleta, sacó un lápiz y rápidamente comenzó a dibujar algo que seguramente no quería olvidar...

Reina

Pintura:
Café Terrace at Night
Pintor: Vincent Van Gogh

De qué están hechos los sueños ?




De qué están hechos los sueños ?
Yo creo que de telarañas y estrellas...
Porque cuando soñamos, no lo hacemos con una sóla cosa, sino que una nos lleva a la otra y la mente relaciona cosas de las que no teníamos conciencia, pero que están, están en el pasado, están en el presente y sobre todo están ya en el futuro...
Yo creo que cuando soñamos algo recurrentemente es como una profecía...
Así que debemos desear durante el día con lo que queremos soñar y la noche se encargará de bajar las estrellas y tejer la telaraña de nuestros sueños...
Y así, día a día deseamos y noche a noche soñamos hasta que nuestros sueños no tengan más remedio que cumplirse...
Será por eso que por las noches no puedo dejar de mirar el cielo y no puedo destruír las telarañas porque no quiero destruír ningún sueño...

Reina

martes, 24 de febrero de 2009

De vez en cuando la vida




De vez en cuando la vida
nos besa en la boca
y a colores se despliega
como un atlas,
nos pasea por las calles
en volandas,
y nos sentimos
en buenas manos;
se hace de nuestra medida,
toma nuestro paso
y saca un conejo
de la vieja chistera
y uno es feliz como un niño
cuando sale de la escuela.

De vez en cuando la vida
toma conmigo café
y está tan bonita que
da gusto verla.
Se suelta el pelo y me invita
a salir con ella a escena.

De vez en cuando la vida
se nos brinda en cueros
y nos regala un sueño
tan escurridizo
que hay que andarlo de puntillas
por no romper el hechizo.

De vez en cuando la vida
afina con el pincel:
se nos eriza la piel
y faltan palabras
para nombrar lo que ofrece
a los que saben usarla.

De vez en cuando la vida
nos gasta una broma
y nos despertamos
sin saber qué pasa,
chupando un palo sentados
sobre una calabaza.

Joan Manuel Serrat

Escuchar

EN UNA ESTACIÓN DE BUEN TIEMPO



.......................
La playa fue un desierto de innumerables kilómetros y kilómetros. Sólo quedaron dos personas. Una era George Smith, con la toalla al hombro, preparado para un último acto de devoción.
Lejos en la costa otro hombre más bajo, cuadrado de hombros, caminaba a solas en el día tranquilo. Estaba muy tostado, el sol le había teñido casi de color caoba la afeitada cabeza, y los ojos claros le brillaban como agua en la cara.
El tablado de la playa estaba armado; pocos minutos más y los dos hombres se encontrarían. Otra vez el Destino arreglaba las escalas de los sobresaltos y las sorpresas, las partidas y las llegadas.
........................
El desconocido estaba solo. Mirando alrededor vio su soledad, vio el agua de la hermosa bahía, vio el sol que se deslizaba por los últimos colores, y luego, volviéndose a medias, descubrió en la arena un pequeño objeto de madera.
.......................
Con otra mirada alrededor, para confirmar su soledad, el hombre se agachó de nuevo, y sosteniendo suavemente el palito, con leves movimientos de la mano, se puso a hacer eso que sabía hacer mejor que ninguna otra cosa en el mundo. Se puso a dibujar increíbles figuras en la arena. Trazó una figura, y luego se adelantó, y todavía con los ojos bajos, totalmente fijos en su trabajo ahora, dibujó una segunda y una tercera figura, y luego una cuarta y una quinta y una sexta.George Smith venía imprimiendo sus pisadas en la línea de la costa y miraba aquí, miraba allá, y de pronto vio al hombre. George Smith, acercándose, vio que el hombre, muy quemado por el sol, estaba inclinado hacia delante. Más cerca aún, y ya se veía qué hacía el hombre. George Smith rió entre dientes. Por supuesto, por supuesto... Solo en la playa este hombre -¿De qué edad? ¿Sesenta y cinco? ¿Setenta?- hacía monigotes y garabatos. ¡Cómo volaba la arena! ¡Cómo los disparatados retratos se confundían en la playa! Cómo... George Smith dio otro paso y se detuvo, muy quieto. El desconocido dibujaba y dibujaba, y no parecía sentir que alguien estuviese detrás de él y del mundo de sus dibujos en la arena.
....................
George Smith miró la arena y luego de un rato, mirando, se puso a temblar.
....................
A lo largo de la costa, en una línea ininterrumpida, la mano, el punzón de madera de este hombre que se inclinaba hacia delante, febril, goteando sudor, iba y venía en curvas y cintas, enlazaba encima y arriba, adentro, afuera, hilvanaba, susurraba, se detenía, se apresuraba luego como si esta móvil bacanal debiera florecer del todo antes que el mar apagara el sol. Veinte, treinta metros o más de ninfas y criadas y fuentes de verano manaron en desenredados jeroglíficos. Y a la luz moribunda la arena tenía un color de cobre fundido donde ahora se había grabado un mensaje que cualquier hombre de cualquier tiempo podría leer y saborear a lo largo de los años. Todo giraba y se posaba en su propio viento y su propia gravedad.
.........................
El artista se detuvo.George Smith dio un paso atrás, apartándose. El artista alzó los ojos, sorprendido, pues no esperaba encontrar a alguien tan cerca. Luego, inmóvil, se quedó mirando de George Smith a sus propia creaciones, extendidas como pisadas ociosas camino abajo. Sonrió al fin y se encogió de hombros como diciendo: Mira lo que he hecho, ¿has visto qué niño? Me perdonarás, ¿no es cierto? Un día u otro todos hacemos tonterías... ¿Tú también quizá? Así que permítele esto a un viejo loco, ¿eh? ¡Bien! ¡Bien! Pero George Smith no hacía más que mirar al hombrecito de piel oscurecida por el sol y ojos claros y penetrantes, y al fin se dijo a sí mismo el nombre del viejo, una vez, en un susurro.
......................
RAY BRADBURY

Recomiendo leerlo completo... el final es... que cada uno lo sienta...!
Luego me cuentan...
Reina

lunes, 23 de febrero de 2009

Sólo soy...




Sólo soy un puntito lejano en el tiempo...
Sólo soy lo que nunca será...
Sólo soy del amor un bonito recuerdo...
Sólo soy una piel que nunca tendrás...

Sólo soy ilusión...

Reina

Abrazo




Todos somos ángeles
con una sola ala,
debemos abrazarnos
si queremos volar....


Diez minutos




"Solamente pasaba diez minutos
con el amor de su vida,
y miles de horas pensando en él."

Paulo Coelho

El instante mágico




Sólo entendemos el milagro de la vida cuando
dejamos que suceda lo inesperado.
Todos los días Dios nos da, junto con el sol,
un momento en el que es posible cambiar todo
lo que nos hizo infelices.
Todos los días tratamos de fingir que no percibimos
ese momento, que ese momento no existe, que hoy
es igual que ayer y será igual que mañana.
Pero quién presta atención a su día,
descubre el instante mágico,
puede estar escondido en cualquier parte.
Ese momento existe:
Un momento en el que toda la fuerza de las estrellas
pasa a través de nosotros
y nos permite hacer milagros.
La felicidad es a veces una bendición,
pero por lo general es una conquista.
El instante mágico del día nos ayuda a cambiar,
nos hace ir en busca de nuestros sueños.
.........................................................

Paulo Coelho

No dejemos de mirar a nuestro alrededor,
ese instante mágico puede aparecer en cualquier
momento y debemos estar atentos para aprovecharlo
y cambiar nuestro destino.
Luego no digas que no te lo avisé...

Reina


Por fin el sol




Si, por fin el sol... después de... ya no sé cuántos
días de lluvia... Por fin el sol...!!!
Y espero que se quede por muchos días más....!!!
Encima de lo que me deprimen los días grises,
no sé qué le pasaba a blogger esta semana pero
no cargaba las páginas, no mostraba las imágines....
apenas si se mostraba un ratito al día...
La última publicación la hice casi a ciegas,
ya que nunca pude ver el resultado, hasta hoy...
Y veo que quedó bien..! por suerte...!
En fin, las cosas no salen siempre como las planeamos,
hay lugares donde esperan ansiosos la lluvia
y otros donde no ven la hora en que pare de llover...
Lo importante es que a pesar de todo,
como dice arriba Libertad,
podamos comenzar el día con una sonrisa,
ojalá todos lo hicieran y los que desentonaran fueran
aquellos que van por la calle con el ceño fruncido...
El mundo sería un lugar mejor para vivir...
Voy a aprovechar que ésto funciona hoy...
mañana quién sabe qué puedar pasar...
Será por eso el refrán ese que dice:
"No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy"
a ver si mañana no funciona....! jaja
Espero que con tanta lluvia no se me hayan lavado
las ideas...

Reina

viernes, 20 de febrero de 2009

Llueve sobre mojado




Hay una lagrima en el fondo del río
de los desesperados,
Adán y Eva no se adaptan al frío
llueve sobre mojado.
Bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
ya no sabe a pecado,
bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
llueve sobre mojado.
Al asesino de la cola del cine
El Padrino Dos le ha decepcionado,
Los violadores huyen de los jardines,
Llueve sobre mojado.
Bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
sueños equivocados,
Bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
llueve sobre mojado.
Y, después de llover,
Un relámpago va
deshaciendo la oscuridad
con besos, que antes de nacer,
morirán.
Ayer Julieta denunciaba a Romeo,
Por malos tratos, en el juzgado,
cuando se acuestan la razón y el deseo
llueve sobre mojado.
Bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
cosas de enamorados,
bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
llueve sobre mojado.
La última guerra fue con mando a distancia,
el dormitorio era un vagón de soldados
por más que llueva y valga la redundancia,
llueve sobre mojado.
Bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
uno y uno son demasiados,
bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
llueve sobre mojado.
Y, al final, sale un sol
incapaz de curar
las heridas de la ciudad,
Y se acostumbra el corazón
a olvidar.
Dormir contigo es estar solo dos veces,
es la soledad al cuadrado,
todos los sábados son martes y trece,
todo el año llueve sobre mojado.
Bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
cada cual por su lado,
bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
llueve sobre mojado
Y... colorín colorado,
este cuento se ha terminado.

Fito Paéz y Joaquín Sabina
Escuchar

jueves, 19 de febrero de 2009

Desde el árbol



De chica me gustaba trepar a los árboles.
Imaginaba que estaba en una isla y desde ahí podía
ver el horizonte.
En el jardín de mi casa había muchos árboles frutales,
naranjas, pomelos, limones, el aroma de azahares aún
está grabado en mi alma...
También había duraznos, ciruelas, peras, higos y hasta
un nogal...
El peral y la higuera estaban juntos, sus ramas se
entelazaban, eran mis preferidos porque podía subir
por uno y bajar por el otro...
Viajaba de una isla a otra por entre las ramas de los
árboles, recorría un mundo de imaginarios mares
lejanos y allí, arriba de los árboles, nada podía
pasarme, estaba protegida de los feroces animales
que habitaban esas islas...
Tres gatos, un loro y una tortuga vagaban por el
jardín sin sospechar siquiera que eran una amenaza
terrible.
Desde la copa de los árboles las hormigan eran
caníbales que salían a cazar y llevaban sus presas en
pedacitos a su aldea...
La magia terminaba cuando me llamaban a cenar...
Mañana era otra aventura...
Ahora soy yo la que prepara la cena y cuando llamo
a mis hijos a comer y tardan en llegar, pienso en qué
árbol estarán subidos, por qué isla andarán viajando,
qué marivilloso sueño estarán soñando..

Reina

Aventura de la novia perdida




Un día usted resuelve encontrar a su Primera Novia.
Si usted ha tenido el descaro de casarse con ella, es
evidente que la cosa no constituye una aventura sino
una fatalidad.
Pero supongamos que usted no la ve desde hace
veinte años. No sabe qué ha sido de ella.
Apenas recuerda su nombre y su cara ha tomado
ya la forma de los sueños y el recuerdo.
Usted hace averiguaciones. Indaga entre quienes la
han conocido. Investiga en los lugares en los que
ella trabajó o estudió. Recorre calles al acaso, cree
reconocerla dos o tres veces.
Alguien le pasa un dato cierto.
Mientras todo esto ocurre, usted se vuelve a
enamorar de la Primera Novia y sueña todas las
noches con ella, como solía hacer hace veinte años atrás.
Un día usted descubre su paradero. Sabe exactamente
dónde encontrarla. Tiene la dirección, el número de
teléfono y conoce los horarios en que es apropiado
llegar a ella.
Usted piensa que la aventura puede comenzar,
pero en realidad es aquí donde debe terminar.

Fragmento de "Instrucciones para buscar aventuras"
de "El libro del fantasma"
de Alejandro Dolina


Excelentes historias, como siempre las del negro
Dolina, lo recomiendo.

Reina

Puedo imaginar




Puedo imaginar tus ojos,
puedo imaginar tu risa,
puedo imaginar tu boca,
tu piel y tus manos,
tu olor y tus caricias...
Lo que no puedo imaginar
es que no estés conmigo....

Reina

miércoles, 18 de febrero de 2009

Seguir viviendo sin tu amor




Si a tu corazón yo llego igual
todo siempre se podrá elegir
no me escribas la pared
sólo quiero estar entre tu piel.

Y si acaso no brillara el sol
y quedara yo atrapado aquí
no veria la razón
de seguir viviendo sin tu amor.

Y hoy que enloquecido vuelvo
buscando tu querer
no queda más que el viento
no queda mas que el viento.

Y si acaso no brillara el sol
y quedara yo atrapado aquí
no veria la razón
de seguir viviendo sin tu amor.

Luis Alberto Spinetta

Escuchar

martes, 17 de febrero de 2009

Trocitos de espejos




Cada uno de los trocitos que forman mi espejo
refleja un cachito mi alma...
Intentan unirse, juntarse y ser uno
y reflejarme entera...
Pero eso es imposible.
Cada uno de esos pequeños reflejos
tiene su propia vida,
su propia historia...
Ya no soy la misma que cuando era niña,
aunque sigo siendo inocente...
Ya no soy la misma que se veía de adolescente,
aunque sigo buscando el amor...
Ya no soy la misma que era ayer,
aunque sigo viva....!
Estoy rota en el espejo
como rota está mi vida en mil pedazos.
Y cada parte es única,
cada parte lleva grabada
un trozo de felicidad y uno de tristeza...
Todos son... yo...
y yo soy cada uno...
Se dan cuenta si me muevo,
me reconocen y me acompañan...
Brillan cuando los miro...
Cada pedazo de mi vida está guardado
en esos vidrios,
que aunque no quiera,
me devuelven la historia
y me recuerdan que cada surco de mi piel
tiene marcado un momento...
a veces bueno,
a veces no tanto...
Pero todo lo que nos sucede deja una marca,
marcas en la piel
y marcas en el alma,
que no se ven, pero que se sienten
y nos recuerdan lo vivido.
Por las noches no brillan,
como tampoco brilla mi vida
y en la oscuridad imagino
el sol de la mañana
y con él, el nuevo renacer...
la nueva historia por vivir...
Porque la vida sigue
y siempre hay un lugar
para otra historia,
para otro pedacito más de espejo.

Reina
Relato inspirado en las palabras de un amigo...

lunes, 16 de febrero de 2009

Corazones Rojos de papel brillante



Salí bajo la lluvia hacia el trabajo.
Tomé un pequeño paraguas para por lo menos
resguardar mi cabello y permanecer prolija,
me puse unas ojotas y cargue otros zapatos para
cambiarme después.
Es muy molesto para mí salir bajo la lluvia y sola...
Era una tarde gris, muy fea y triste...
estaba sola... estaba triste...
como casi todos los lunes, pero este lunes más
y encima la lluvia...!
Caminé dos cuadras, las gotas pegaban fuerte
sobre mi paraguas, doblé la esquina,
mirando el piso, cuidándome de no pisar esas
baldosas flojas que escupen cuando llueve
y te manchan la ropa.
Al cruzar la calle lo ví,
Llamó mi atención, era tan brillante...
un corazoncito rojo de papel brillante,
mojándose en el piso, era bonito... sonreí...
caminé unos pasos más y allí estaba otra vez,
giré y lo ví, no era el mismo,
el otro había quedado atrás...
Seguí caminando, aquellos corazones habían logrado
captar mi atención, pero aún estaba triste...
Media cuadra más, había otro, cinco pasos más allá,
otro más... y otro y otro, cada vez más seguidos,
como un camino de corazones de papel rojo brillante...
La lluvia seguía cayendo, de vez en cuando alguno
se deslizaba por un pequeño río hasta la calle y
navegaba en la corriente y era tragado por la alcantarilla.
Eran hermosos... Llegué a la esquina siguiéndolos
y al cruzar la calle una lluvia de corazones rojos
de papel brillante cayó sobre mí...
Corrí el paraguas para ver de dónde salían,
no había ventana, ni balcón, ni nada...
sólo nubes y de ellas caían, como lluvia,
corazones rojos de papel brillante que se prendían
en mi pelo, se pegaban a mi ropa y a mi piel,
para que los llevara puestos...
Esta historia es verdad...
Empezó como una tarde gris de lluvia y acabó
como una tarde roja y brillante, aunque seguía lloviendo...
Siempre es verdad cuando la imaginación es poderosa...
La vida nos brinda sorpresas día a día,
sólo hay que saber reconocerlas y disfrutarlas,
hasta en el día más gris, hasta en el día más triste,
puede aparecer un corazón rojo de papel brillante
y robarnos una sonrisa.

Reina

Foto: desconozco al autor

Lluvia




Llueve... y otra vez llueve...
La lluvia es hermosa detrás de un cristal
o escuchando el tintineo de las gotas
pegar sobre el tejado...
Pero siempre, siempre acompañados... juntos...

Si me acompañas bajo la lluvia
salgo contigo a cualquier parte,
voy a dónde me lleves...

La lluvia moja, lava, borra...
no quiero que borre mis recuerdos de tí...

Maldita lluvia que no para
en éste día gris
y no estás con migo...

Reina

domingo, 15 de febrero de 2009

Sirena




Tarde de verano...
Sentada en el borde la pileta,
mi cuerpo de mujer al sol,
mis pies cruzados suben y bajan en el agua...
Cierro los ojos.
suelto mi cabello,
el viento lo vuela...
Como una sirena
apoyada en la roca
meciendo su cola en el agua...
Alcanzo a sentir el olor del mar...
es un instante mágico...
es un instante eterno...
Hasta que la magia se rompe
por el ladrido de un perro
por el llanto de un niño
que llama a su madre
por la bocina de un auto
que pasa por la calle...
Abro los ojos...
veo que la cola ya no está
y en su lugar unas piernas
se mecen en el agua,
agua dulce con cloro
de una pequeña pileta
que no tiene olor a mar...
Entonces me zambullo
y nado y nado....
buscando las olas y la espuma
tratando de reencontrar a la sirena
pero mis piernas no saben de aleteos...
y salgo del agua... caminando,
a secarme al sol
con la esperanza de volverme a convertir otro día...

Reina

La piedra del deseo




Anoche caminando descalza sobre la arena, que no es arena de mar, es arena de río, de este Río de la Plata que es tan ancho que no tiene horizonte y de noche, el sonido del agua se asemeja al mar... tomé una pequeña piedra, la sostuve en mi mano, pedí un deseo y la arrojé al agua con la esperanza de que la corriente la lleve y la rompa en mil pedazos y la convierta en arena y llegue a la otra orilla, pero no a la orilla de enfrente, sino a la orilla de tu playa, a la orilla de tu mar, al otro lado del mundo, prendida en la popa de algún barco, escondida en la cola de la sirena de algún viejo mascarón de proa, entre las escamas de un pez, que llevado por la corriente puedas pescar... y lo comas... y tengas en tu boca ese grano de arena de la piedra de mi deseo... y entonces se habrá cumplido... estaré dentro tuyo y estaremos juntos por un instante...

Reina

sábado, 14 de febrero de 2009

14 de Febrero - San Valentín




La historia de San Valentín se remonta a la Roma del siglo III,
época en la que el cristianismo era perseguido.
En este período también se prohibía el matrimonio entre los
soldados ya que se creía que los hombres solteros rendían más
en el campo de batalla que los hombres casados porque no
estaban emocionalmente ligados a sus familias.
Es en estas circunstancias es cuando surge la figura de
San Valentín, un sacerdote cristiano que ante tal injusticia
decide casar a las parejas bajo el ritual cristiano a escondidas
de los ojos romanos.
Valentín adquiere, por proteger a los enamorados y auspiciar
bodas secretas, gran prestigio en toda la ciudad y es llamado
por el emperador para conocerle.
El sacerdote aprovecha para hacer propaganda cristiana y
convencer al emperador para que siga los pasos de Jesús.
Aunque en un principio Claudio II se sintió atraído por aquella
religión que los mismos romanos perseguían, los soldados y el
propio Gobernador de Roma le obligaron a desistir y
organizaron una campaña en contra de Valentín.
El emperador entonces cambió de opinión y ordenó que
procesaran al sacerdote.

Valentín fue ejecutado un 14 de febrero, pero mientras
estuvo encerrado, su carcelero le pidió que diera clases a su
hija Julia, a base de lecciones y horas juntos, Valentín se
enamoró de la muchacha. La víspera de su ejecución, envió
una nota de despedida a la chica en la que firmó con las
palabras "de tu Valentín", de ahí el origen de las cartas de
amor y poemas que se envían los enamorados en la actualidad
y de la expresión de despedida "de tu Valentín"; conocida en
todo el mundo adjunta en miles de postales de San Valentín.

Yo no conocían la historia... ahora sí, por eso la comparto...
Feliz día a todos los enamorados...!!!
Reina

jueves, 12 de febrero de 2009

La última curda




Lastima, bandoneón,
mi corazón
tu ronca maldición maleva...
Tu lágrima de ron
me lleva
hacia el hondo bajo fondo
donde el barro se subleva.
¡Ya sé, no me digás! ¡Tenés razón!
La vida es una herida absurda,
y es todo, todo tan fugáz
que es una curda, nada más!
mi confesión.

Contame tu condena,
decime tu fracaso,
¿no ves la pena
que me ha herido?
Y hablame simplemente
de aquel amor ausente
tras un retazo del olvido.
¡Ya sé que te lastima!
¡Ya sé que me hace daño
llorarte mi sermón de vino!

Pero es el viejo amor
que tiembla, bandoneón,
buscando en un licor que aturda,
la curda que al final
termine la función
corriéndole un telón al corazón.

Un poco de recuerdo y sinsabor
gotea tu rezongo lerdo.
Marea tu licor y arrea
la tropilla de la zurda
al volcar la última curda.
Cerrame el ventanal
que quema el sol
su lento caracol de sueño,
¿no ves que vengo de un país
que está de olvido, siempre gris,
tras el alcohol?...

Orquesta Aníbal Troilo
Canta: Edmundo Rivero
Escuchar

miércoles, 11 de febrero de 2009

Acércate...





Acércate sin prisas,
no temas despertarme,
sueño con tu risa y con enamorarte,
despacio, lentamente,
acaricia mis mejillas,
te seguiré amando
en sueños solamente.
Despierto y ya no está
el hombre que soñaba...
...................................
Necesito de tus brazos,
de tu pelo, de tu cara, de tu risa
de tu todo y de tu nada
...................................
que no quiero morir sin el sabor
de tus besos en mi almohada

Fragmento del poema
"Acercate que mis brazos te absorben" de Ana Ocaña
Fragmento de pintura "El beso" Gustav Klimt

lunes, 9 de febrero de 2009

Espirales y estancos


Como un espiral giro a mi alrededor
buscando una salida,
pero en cada giro me alejo más
de mi centro...
Busco una fuga... corro... me alejo...
no puedo salir...
un muro me detiene.
Te siento, te busco... dónde estás...
cerca... lejos...
al otro lado del muro...
al otro lado del mundo...
Y vuelvo a girar...
y vuelvo a fugarme buscándote...
y no te encuentro...
Y vuelvo a chocar con el muro...
otra vez...
Ahí estás, al otro lado...
nunca te alcanzo...
El sol intenta asomarse en mi alma
cuando te acercas....
Los techos caen y me aplastan
cuando te vas...
La luna aparece iluminando
levemente mis noches cuando sueño contigo....
Mi corazón...
Mi corazón te espera en un rincón oscuro...
Y siempre estás,
en cada uno de mis estancos estás,
para llenar mi alma, para llenar mi vida...

Reina


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

pececitos